La Fuerza y el Poder Político del Voto de los Jovenes Latinos

En un mensaje de rechazo a la Administración Trump, menores de 30 años se consolidan como un movimiento más allá de las urnas e invitan a votar en los comicios

Nuevos rostros como Alexandría Ocasio-Cortéz, Catalina Cruz, Julia Salazar, Karines Reyes y Jessica Ramos, se convirtieron en un fenómeno progresista en el ruedo político neoyorquino. Su elección hace contrapeso al inquilino de la Casa Blanca.

Aunque los reflectores han estado puestos sobre ellas desde que conquistaron la nominación del Partido Demócrata en las primarias, y están a solo unas horas de recibir formalmente su boleto para sentarse en el Congreso y la Legislatura estatal el próximo año, detrás de su victoria hay toda una base sólida. Como ocurre en las colonias de hormigas, el trabajo en equipo, la colaboración y la conciencia de comunidad, han sido la llave del triunfo. Y en un hecho que llama la atención de expertos y analistas políticos, los jóvenes, especialmente “milenials” y menores de 23 años, pertenecientes a la llamada “generación Z” han generando todo un movimiento de sangre nueva, en el que según dicen, entienden el voto como un arma poderosa para promover cambios y llevar al Estado y el país por un rumbo diferente.

Así lo defiende con mucha propiedad Emilio Véles, quien con apenas 19 años y rostro de niño, afirma que salir a las urnas es el mejor golpe contra los abusos del Gobierno federal. El mexicano, estudiante de ingeniería de sistemas, se preparó para votar por primera vez este martes en las elecciones estatales.

No tuve ninguna duda de que tengo que salir a votar”, comenta el residente de Queens, quien se define como parte de un movimiento de “gente joven que quiere liderar” y no ser manejada. “Por eso es urgente que votemos, para que escuchen nuestras voces, para que sepan que no tenemos miedo y para elegir a candidatos que promuevan protecciones y planes que ayuden a nuestras comunidades”.

“Me gustaría que hubiera un programa de política en las escuelas, como parte del currículo, porque cuando estaba en la escuela nadie sabía nada de nada… solo éramos niños y no podemos dejar que las cosas nos afecten sin hacer nada, más ahora que Trump está en el poder. Eso no es un chiste”, agrega el futuro votante.

“Yo no digo eso porque tenga deseos de ser alguna vez un político, pero mis padres fueron inmigrantes y sé que los inmigrantes pasan por cosas muy difíciles, por eso cuando yo veo a una candidata como Catalina Cruz, que es el reflejo de muchos amigos y familiares míos, tengo en mi camino a una inspiración que me hace asumir el voto con mayor seriedad”, dice el joven, agregando que la “responsabilidad política” va más allá de salir a votar.

Compartir
Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.