Aprende a Preparar el Delicioso Arroz con Leche

En nuestro recetario de postres tradicionales no puede faltar el clásico arroz con leche. Es un postre que se puede servir frío, templado o caliente según la época del año, con ingredientes muy sencillos y sobre todo fácil de preparar, aunque la experiencia hace que le cojamos el punto perfecto al arroz para que se nos quede a nuestro gusto.

El arroz con leche es un postre típico en gran cantidad de países alrededor del mundo, y en España lo aromatizamos con canela y limón. La forma exacta de prepararlo varía entre unos lugares y otros sobre todo a la hora de cocer el arroz, y con esta receta el excelente sabor y la textura del grano están garantizados. Sigue los trucos y consejos que doy más abajo para prepararlo bien y sobre todo conseguir el resultado que más te guste ya que el arroz con leche puede tener muchos matices en cuanto a la textura final.

Y si te ha gustado esta receta, no te pierdas nuestra sección de postres y dulces tradicionales donde encontrarás algunos tan clásicos como el bizcocho de yogur natural muy esponjoso, las natillas caseras de huevo, la crema catalana con su costra de azúcar quemada, el flan de huevo casero o los churros con chocolate a la taza.

También te encantarán estos postres tradicionales que se aromatizan de igual forma que el arroz con leche, como la leche merengada, la leche frita, la quesada pasiega o las torrijas caseras de pan y leche. Y si lo que buscas son tartas, anímate a preparar esta tarta de galletas y chocolate sin horno o la exquisita tarta de queso al horno, cuya receta está explicada con todo lujo de detalles y es sencillísima.

Ingredientes para el arroz con leche casero y tradicional (4-6 personas):

  • 200 gr de arroz redondo (y si es el arroz bomba de Calasparra, mucho mejor).
  • 1 litro de leche.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 ramas de canela.
  • La cáscara de un limón.
  • Para decorar puedes utilizar canela en polvo o 4-5 cucharaditas de azúcar moreno (o blanco) para caramelizar su superficie (opcional).

Preparación, cómo hacer la receta de arroz con leche casero y tradicional:

  1. Primero vamos a aromatizar la leche en la que coceremos el arroz. Para ello echa en una olla la leche junto con el azúcar, las ramas de canela y la cáscara de limón, y ponla a fuego medio hasta que hierva, es decir, hasta que veas que empieza a burbujear.
  2. Mientras, recurre a este truco para que el arroz no se te pegue y es eliminando gran parte de su almidón. Pon el arroz en un colador bajo un chorro de agua fría, remuévelo con tus propias manos y tenlo así durante al menos un par de minutos para que suelte todo ese almidón. Esto no va a afectar a la cremosidad del arroz, pero así es más difícil que se te pegue.
  3. Cuando la leche esté hirviendo añade el arroz y baje el fuego a temperatura suave para que se cueza lentamente durante 45-50 minutos. Ve removiéndolo de vez en cuando (yo suelo hacerlo cada 5 minutos más o menos).
  4. Cuando esté casi listo tendrás que remover con más frecuencia para que no se pegue al fondo y vigilar la cantidad de leche líquida que queda en la olla, ya que hay a quien le gusta más caldoso o bien más espeso, por lo que el punto perfecto lo decides tú (recuerda que una vez apartado del fuego absorberá un poco más de leche por lo que debes dejarlo un poco más caldoso de lo que te gustaría).
  5. Prueba el arroz y, si los granos están hechos y la textura es la que más te gusta, retíralo del fuego y déjalo reposar unos minutos para que se temple.
  6. Antes de que se enfríe quita las ramas de canela y la cáscara de limón y échalo en los recipientes en los que vayas a servirlo (con esta receta tendrás unas 6 raciones como las que puedes ver en la fotografía), para que termine de asentarse.
  7. Puede consumirse al momento, templadito, aunque normalmente es un postre que suele gustar frío así que deja que se enfríe en los recipientes y cuando esté totalmente frío déjalo en la nevera hasta el momento de consumir, diría que mínimo un par de horas de nevera para que esté fresquito, y de máximo suele aguantar 2-3 días en la nevera sin problemas aunque se va resecando, sobre todo si no lo tapas con papel film.
  8. Espolvorea con canela por encima o bien carameliza su superficie. Para ello puedes ver la secuencia en estas fotografías que tomé en otra ocasión que preparé arroz con leche. Echa una cucharadita de azúcar encima del arroz bien repartida, y con la ayuda de un soplete ve derritiendo el azúcar para que se forme una costra encima del arroz que cuando se enfríe estará crujiente. ¡Delicioso!

Tiempo: 1 hora y 15 minutos

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Puedes tomarlo inmediatamente mientras está caliente, o fresquito recién sacado de la nevera, según la época del año. Caldoso o espeso, está siempre delicioso, y con un poco de canela espolvoreada por encima o con costra crujiente de azúcar, le pones el broche perfecto a esta receta de… ¡escándalo!

Puedes conservarlo en la nevera durante 2-3 días, y si no quieres tomarlo muy frío sácalo a temperatura ambiente al menos media hora antes de consumirlo 😉

Compartir
Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.